jueves, 31 de marzo de 2011

SIR HENRY NEVILLE, ¿el otro Shakespeare?

SIR HENRY NEVILLE
1er BARONET NEVILLE OF BILLINGBERE
Diplomático y Parlamentario Isabelino
1564 - 1615



Diplomático y cortesano inglés de renombre e importancia en su época, Sir Henry Neville se ha convertido en el año 2005, en la posible clave del asunto "William Shakespeare" y tenido como auténtico autor de las obras teatrales del célebre dramaturgo de Stratford-upon-Avon.

Vida social y política

Sir Henry Neville fue el hijo primogénito de Sir Henry Neville de Billingbere (Berkshire) y de Elizabeth Gresham, y por línea paterna el tataranieto de Lord Ralph Neville, 1er Conde de Westmoreland, y de Lady Joan Beaufort -hija de John of Gaunt, 1er duque de Lancaster y de Katherine Swynford, hijo del rey Eduardo III de Inglaterra y de Felipa de Henao-.

Pasó su infancia en la mansión paterna de Billingbere House (o Billingbeare), en el condado de Berkshire, siendo más tarde formado academicamente en el Merton College de la Universidad de Oxford, y de allí pasó automáticamente a figurar en el Parlamento de Londres como representante de New Windsor 1584-1585 y en 1593, Sussex 1588-1589, de Liskeard en 1597-1598, Kent en 1601, de Lewes 1603-1604 y de Berkshire 1604-1611 y en 1614 sucesivamente en la Cámara de los Comunes.

Presentado y apadrinado en la corte por el influyente Sir William Cecil, Lord Burghley, en 1593 sucedió a su padre al frente de sus posesiones e incluso pareció que iba a dedicarse al negocio de la fundición en Sussex, pero en 1597 vendió la residencia señorial de Mayfield, que su padre poseía allí.


 
Retrato de la reina Elizabeth I de Inglaterra (1533-1603), circa 1590.

Hombre de grandes aptitudes y carácter, Neville fue prontamente destinado a prestar importantes servicios a la Corona. Su primer nombramiento se produjo en 1599, en calidad de embajador en la corte Francesa, siendo por ello armado caballero por la reina Elizabeth I. Llegado a Calais, protagonizó una disputa con el embajador español por una cuestión de protocolo. Una vez en París, negoció el Tratado de Boulogne, pero hizo llegar sus quejas a Londres del mal trato recibido por parte de los franceses. Aquejado de un pasajero ataque de sordera, fue llamado nuevamente a consulta a Londres, donde se quejó de los gastos ocasionados en la corte francesa: 4.000 Libras. Una vez en Inglaterra, se vió envuelto en la conspiración del Conde de Essex; sin embargo, lejos de estar en la intimidad de Essex y de pertenecer a su círculo de amistades, tuvo conocimiento de sus planes al ser el confidente del Conde de Southampton. Obviamente, cuando la rebelión de Essex fracasó, Neville dio con sus huesos en la Torre de Londres y tuvo que defenderse ante el Consejo de la Corona el 8 de Julio, lo que implicó su dimisión y una multa de 5.000 Libras por no haber denunciado el complot. En el último año de reinado de Elizabeth I, desembolsó 1.000 Libras a cuenta de su multa.


 
Retrato de Henry Wriothesley, 3er Conde de Southampton (1573-1624)

Neville versus Jacobo I

Gracias a la ascensión al trono del rey Jacobo I, fue liberado y perdonado el 10 de abril de 1603.

Bajo el reinado de Jacobo I, Neville desempeñó un preponderante papel en el escenario político siendo simpatizante del partido popular (Cámara de los Comunes), lo que le valió ser tachado de puritano por la corte. De hecho, sus consejos no siempre fueron del gusto del rey. En la primera sesión parlamentaria de 1610, aconsejó al rey dar vía libre a las demandas de la Cámara de los Comunes. En 1612, él mismo dió carácter de urgencia a que se convocase el Parlamento, frente al creciente autoritarismo del soberano. A la muerte de Lord Salisbury, y después de un año, Neville fue barajado como candidato a la Secretaría de Estado. Su nombramiento, extremadamente popular y respaldado por la Cámara de los Comunes, finalmente no tuvo lugar ante el hecho de que no era del agrado del rey por motivos personales y políticos. Pese al respaldo popular y a la intervención de Lord Southampton, sus esperanzas se vieron definitivamente truncadas en octubre de 1613. En su lugar, el rey nombró a Winwood en 1614, provocando la ira de Sir Henry Neville y su rechazo a reemplazar a Lord Rochester al frente de la Tesorería de la Cámara, nominación que le fue ofrecida a modo de compensación. En cierto modo, su papel antagónico, siempre opuesto a la autoridad de la Corona, arruinaron sus perspectivas de ascender en la administración del Estado.


 
Retrato del rey Jacobo I de Inglaterra, Escocia e Irlanda (1566-1625), según Paul Van Somer.

En su tarea parlamentaria, Neville brilló particularmente como consejero escuchado de la Cámara de los Comunes. Interesado en los asuntos comerciales, diseñó el esquema de la nueva expansión y tráfico comercial con la India. Fallecería el 10 de julio de 1615.

El verdadero Shakespeare?



 
Retrato del dramaturgo William Shakespeare (1564-1616)

Sir Henry Neville, apodado "Falstaff", es el candidato con más posibilidades de ser el auténtico autor de los trabajos de William Shakespeare, según los especialistas, investigadores, historiadores y estudiosos de la obra del dramaturgo inglés. Frente a las numerosas teorías que se barajan desde hace tiempo, en los que se adelantaron los nombres de Christopher Marlowe y de Sir Francis Bacon, Vizconde de Saint-Albans y Lord Verulam, Neville parece tener más posibilidades, aunque ello suponga el rechazo de los seguidores de Shakespeare.

En el libro publicado por Brenda James y el profesor William Rubinstein de la Universidad de Gales, se argumenta que la carrera de Sir Henry Neville le coloca en los lugares de muchas de las acciones descritas en las obras de Shakespeare (que, por cierto, nunca salió de Inglaterra). Neville, como descendiente de la rival dinastía Plantagenêt, podría ser el autor en la sombra de aquellas obras que usó de un testaferro u hombre de paja (Shaskespeare) para llevarlas hasta el público en los escenarios del Globe Theater, para librarse de las represalias políticas. A pesar de que dicha teoría provoca no pocas indignaciones entre los adeptos de la obra shakespeariana, se han encontrado documentos escritos por Neville en tiempos en los que estuvo prisionero en la Torre de Londres, y que contienen anotaciones detalladas sobre hechos históricos que se encuentran claramente reflejados en los dramas de Shakespeare. A eso se suma el gran conocimiento de la Historia y de los personajes, de los lugares y de las situaciones que son la piedra angular de los dramas de Shakespeare. Cabe anotar, para concluír, que Shakespeare pierde terreno de manera inquietante frente al bagaje cultural y al cosmopolitismo de Neville.


miércoles, 30 de marzo de 2011

LORD BEAUCHAMP: un escándalo amordazado -1-


WILLIAM LYGON, VIIº CONDE DE BEAUCHAMP, 1872-1938


La Familia Lygon

El Muy Honorable William Lygon, Vizconde Elmley, nació en Londres el 20 de febrero de 1872 siendo el tercer retoño del entonces 6º Conde de Beauchamp -pronúnciese Beecham-, y político conservador Frederick Lygon (10-11-1830_19-02-1891) y de Lady Mary Catherine Stanhope (03-02-1844_30-06-1876), hija del 5º Conde de Stanhope, que se habían casado un 18 de febrero de 1868 en la St. George's Church del encopetado Hannover Square de Londres.

Lord Elmeley, que figuraba como el primer hijo varón y heredero de Lord y Lady Beauchamp -de ahí su título subsidiario-, había sido precedido en la cuna por dos hermanas:

-Lady Mary Lygon (1869-1927), que en 1905 casaría con el Tnte. Coronel Henry Hepburn-Stuart-Forbes-Trefusis, uno de los hijos del 20º Barón Clinton.

-Lady Susan Lygon (1870-1962), que en 1889 casaría con Sir Robert Gilmour, 1er Baronet.

A éstas y tras el nacimiento de William en 1872, vinieron dos más:

-El Honorable Edward Hugh Lygon (1873-1900), que serviría en el Ejército Británico con el rango de teniente y que caería en acto de servicio durante la IIª Guerra de los Boer.

-Lady Margaret Lygon (1874-1957), que a la postre casaría con el 2º Barón Ampthill.

Nuestro personaje, William, sus hermanas y hermano quedarían huérfanos a temprana edad, en junio de 1876, al fallecer su madre. Dos años después, Lord Beauchamp contraía un segundo matrimonio con Lady Emily Pierrepont (1853-1935), hija del 3er Conde Manvers, en Perlethorpe, Nottinghamshire, un 24 de septiembre de 1878. La nueva condesa de Beauchamp daría otros cuatro retoños al conde:

-El Hon. Robert Lygon (1879-1952), casado en 1903 con Cecil Albinia Arbuthnot y padres de Reginal Lygon, que fallecería en 1976 a la edad de 72 años y poco antes que su primo el 8º Conde de Beauchamp, dejando tan solo hijas.

-El Hon. Henry Lygon (1884-1936), que murió soltero a la edad de 51 años.

-Lady Agnes Lygon (1880-1960), casada en 1906 con el Hon. Arthur George Villiers Peel.

-Lady Maud Lygon (1882-1962), casada en 1909 con Samuel Hoare, 1er Vizconde Templewood, por lo que, socialmente, se la conoció primero como Lady Maud Hoare y, a partir de 1944, como Lady Templewood. En 1927, fue condecorada por el rey Jorge V "Dama Comendadora de la Orden del Imperio Británico" (OBE).

 
Retrato de la reina Victoria I de Gran-Bretaña e Irlanda, Emperatriz de la India (1819-1901), según H. von Angeli, 1885.

El padre de nuestro protagonista era entonces una eminente figura del Partido Conservador que, sucesivamente, había desempeñado varios cargos políticos durante el reinado de Victoria I: miembro del Parlamento por Tewkesbury entre 1857 y 1864, diputado por el West Worcestershire entre 1863 y 1866, Lord Steward of the Royal Household entre 1874 y 1880, Paymaster General entre 1886 y 1887, y Lord Teniente del Worcestershire entre 1876 y 1891. Tercer hijo de Henry Lygon, 4º Conde de Beauchamp, y de Lady Susan Caroline Eliot, hija del 2º Conde de St. Germans, había recibido su formación académica en Eton College consiguiendo su licenciatura en 1856, en el Christ Church de la universidad de Oxford. Inició su carrera política vinculándose al Partido Conservador, descolgando en 1857 su acta de diputado para Tewkesbury en el Parlamento Británico. La muerte sin hijos de su hermano mayor, entonces 5º Conde de Beauchamp, el 4 de marzo de 1866, le convirtió en el 6º Lord Beauchamp y nuevo cabeza de familia al frente del mayorazgo. Dada su nueva condición, tuvo que renunciar a su puesto en la Cámara de los Comunes para entrar en posesión de su asiento en la Cámara de los Lores. Bajo los ministerios de Benjamin Disraeli y del Marqués de Salisbury, desempeñó diversos cargos en el seno del gobierno conservador y de su administración.


El 6º Lord Beauchamp fallecería súbitamente a los 60 años de edad, víctima de un ataque al corazón en el curso de una cena celebrada en su mansión de Madresfield Court, en Malvern, Worcestershire, la noche del 19 de febrero de 1891. Su repentina muerte convertiría a su hijo William, Lord Elmeley, de tan solo 18 años, en el nuevo y 7º Lord Beauchamp, un título que remontaba a 1815 y que fue creado por el rey Jorge III para agraciar a Sir William Lygon de Madresfield Court (1747-1816), su antepasado.

El VIIº Lord Beauchamp: figura pública, cortesana y política


Como su padre, William había sido un distinguido alumno de Eton y del Christ Church College de Oxford. En su época de universitario había mostrado una faceta un tanto religiosa al unirse a la Unión Social Cristiana. La súbita desaparición de su padre en febrero de 1891, le catapulta a edad tan temprana a grandes responsabilidades: asumir el mayorazgo y el título de Conde de Beauchamp, administrar las fincas de la familia y tomar asiento en la Cámara de los Lores sin haber hecho siquiera su prueba de fuego en la Cámara de los Comunes. Cuatro años después, se convierte en alcalde de Worcester entre 1895 y 1896. Con ideas muy progresistas, se sorprende muchísimo cuando la reina Victoria le ofrece el puesto de gobernador de Nueva Gales del Sur (Australia) en mayo de 1899. Pese a su excelente trabajo como gobernador y administrador de la colonia australiana, durante el cual se rodea y disfruta de la compañía de notables artistas y escritores locales, se vuelve prontamente impopular por culpa de una serie de meteduras de pata y desencuentros que ofenden a los australianos, como su referencia, exenta de tacto, al orígen de los colonos como descendientes de antiguos convictos británicos (cosa que era mayormente cierta). Es más, su relación pública con la Iglesia y el anglo-catolicismo, contribuyeron a empeorar su imagen frente a la comunidad Evangelista.

Fuera porque ya no encontraba alicientes en ese cargo o porque le amenazaban con airear su secreta afición por los apuestos chicos australianos, Lord Beauchamp presentó su renuncia formal y regresó a la metrópoli en 1900, un año antes de que falleciera la octogenaria reina Victoria I*.

 

En 1902, Lord Beauchamp se une al Partido Liberal y, el mismo año, contrae matrimonio con Lady Lettice Mary Elizabeth Grosvenor, hija de Victor, Conde Grosvenor, y nieta del 1er Duque de Westminster. Cuando los liberales llegan al poder con Sir Henry Campbell-Bannerman en diciembre de 1905, nuestro conde es nombrado Capitán del Honorable Cuerpo de Caballeros de Armas y, en enero de 1906, entra a formar parte del Consejo Privado de Su Graciosa Majestad**. En julio de 1907, Eduardo VII le nombra Lord Mayordomo de la Casa Real (Lord Steward of the Royal Household), un cargo que le hace entrar en contacto permanente con la familia real británica y la corte de St. James, y que en su día también fue desempeñado por su progenitor. Siendo Herbert Henry Asquith*** nuevo primer ministro en 1908, Lord Beauchamp seguiría desempeñando su cargo en la corte eduardiana. En junio de 1910, ingresa en el gabinete como Lord Presidente del Consejo y, en noviembre del mismo año, es nombrado Primer Comisionado de Obras Públicas y Urbanismo. En 1911, la Corona le nombra Lord Teniente de Gloucestershire y, en la ceremonia de coronación del rey Jorge V en Westminster, es él quien lleva la Espada Real o del Estado. En 1913, es también nombrado Lord Guardián de los Cinco Puertos.

En 1914, es investido caballero de la Muy Noble Orden de la Jarretera (KG) por el monarca, y poco después nombrado Canciller de la Universidad de Londres. Entre esos años de 1914 y 1915, en plena Gran Guerra, volvería a ostentar la presidencia del Consejo pero, en mayo de 1915, ya no formaría parte del gobierno de coalición de H.H. Asquith. A partir de esa fecha, Lord Beauchamp dejaría de frecuentar los ministerios pero no por ello renunciaría a su papel de líder del Partido Liberal en la Cámara de los Lores, del cual era también el principal soporte gracias a su fortuna personal (entre 1924 y 1931).

Lord Beauchamp disfrazado de caballero medieval, lleva el manto de la Orden de la Jarretera.

Sin embargo, tan idílica carrera acabaría por truncarse gracias a la malévola intromisión de su cuñado Hugh Richard Arthur Grosvenor, 2º Duque de Westminster, que curiosamente militaba en el partido rival: el conservador.



(*)_La reina Victoria I (1819-1901), última representante de la Casa de Hannover, reinó entre 1837 y 1901.


(**)_Eduardo VII asume la corona británica a la muerte de su octogenaria madre la reina Victoria I, el 22 de enero de 1901 y con 59 años; su reinado abarca apenas una década: de 1901 a 1910.

(***)_El liberal Herbert Henry Asquith (1852-1928), 1er Conde de Oxford y de Asquith, fue primer ministro de Gran-Bretaña entre 1908 y 1916.

LORD BEAUCHAMP: un escándalo amordazado -2-


Los Trapos Sucios de Lord Beauchamp



Aunque era vox populi en algunos cenáculos de la alta sociedad británica que Lord Beauchamp tenía más interés en el sexo masculino que en el femenino, éste mantenía las apariencias y, públicamente, jamás se les ocurrió a sus rivales políticos utilizar los chismorreos de salón para desacreditarle y, de paso, dar una mortal estocada al Partido Liberal. Convenientemente casado con una gran dama de muy buena familia, tan buena y honorable como la suya, Lord Beauchamp era entonces para los ingleses de a pie un respetable padre de familia con una numerosa prole compuesta por cuatro hijas y tres hijos, que disponía de una gran fortuna, que poseía varias mansiones y fincas señoriales y ostentaba importantísimos cargos públicos y cortesanos. Pero la realidad era otra o, mejor dicho, había algo más que era menester acallar, esconder: Lord Beauchamp era como Oscar Wilde, como Lord Rosebery, como Lord Alfred Douglas,... y ser de este modo era entonces severamente castigado por las leyes inglesas. Para hacerse una idea de lo que era entonces la opresiva sociedad británica de finales del s. XIX y principios del XX, con su esplendorosa Era Victoriana y su exigua Era Eduardiana, uno tiene que leer la biografía de Oscar Wilde, visionar películas como "Maurice" o series como "Downton Abbey".

 
Fotografía de la mansión de Madresfield Court, cerca de Malvern, Worcestershire.

Lejos de las miradas indiscretas de la capital, Lord Beauchamp daba rienda suelta a su sexualidad en la campiña inglesa. Sus fines de semana los pasaba en buena compañía masculina, fuese en su mansión solariega de Madresfield Court o en su otra residencia de Walmer Castle. En su cama era, de hecho, extremadamente democrático: sus "partners" solían ser desde sus propios sirvientes hasta sus invitados ocasionales, miembros de la élite de entonces, sin desdeñar a los lugareños, fuesen simples obreros o campesinos. Mientras fueran apuestos y compartieran sus gustos sexuales, la condición social poco importaba.


Fue a raíz de un viaje de Lord Beauchamp a Australia en 1930, en compañía de Robert Bernays, miembro de su mismo partido, cuando se supo comúnmente en la sociedad londinense que ambos eran, en realidad, amantes. El escándalo estaba servido... y el cuñado del conde, el duque de Westminster, no faltó en soplar los detalles del sucio "affaire" al rey Jorge V y a la reina Mary, en la secreta esperanza de hundir así al Partido Liberal a través de Lord Beauchamp y porque, a nivel personal, le tenía en aversión y, por qué no decirlo... envidia. Las revelaciones del duque sentaron como un bombazo en Buckingham Palace; Jorge V llegó incluso a murmurar: "Y yo que pensaba que los hombres así se pegaban un tiro..."

 
Fotografía de Jorge V y de Mary de Teck, Reyes de Gran-Bretaña e Irlanda, el día de su coronación (1911).

Lady Beauchamp recibió dichas revelaciones como un jarro de agua fría. Ni por asomo habría sospechado de la doble vida de su esposo y toda esa repugnante historia de trasalcoba puntualmente contada por su hermano no hizo más que confundirla. Todas las juergas campestres, los encuentros sexuales, las fiestas subidas de tono de Lord Beauchamp con sus invitados masculinos en Madresfield Court habían sido documentadas hasta en el más insignificante detalle por los "detectives" a sueldo del asqueroso cuñado; listas de nombres que comprometían a muchas personas de altísimo rango, fechas,... aquello habría sido un festín para un tribunal londinense y, como no, para la prensa británica! Desde luego, el duque de Westminster no había destapado el pastel para hacerle un favor a su hermana y abrirle los ojos; lo había hecho por su visceral animadversión hacia su cuñado y porque pretendía aprovecharse políticamente de su caída, pensando que con él arrastraría a todo el Partido Liberal. El gesto define muy bien su catadura moral, asi que huelgan más calificativos.


Retrato oficial del rey Jorge V de Gran-Bretaña (1865-1936), en Gran Maestre de la Orden de la Jarretera, según R. Jack en 1926.

Horrorizados los reyes por la posibilidad de que saltase a la calle semejante escándalo y salpicase a la familia real, más teniendo en cuenta que dos de sus hijos -los príncipes Henry y George de Gran-Bretaña (1)- habían sido repetidas veces los distinguidos huéspedes de Lord Beauchamp en Madresfield Court y que, para colmo, el último andaba en estrecha relación con una de las hijas de su anfitrión ocasional, Lady Mary Lygon, Jorge V tomó cartas en el asunto más veloz que un rayo. Tras la bronca de rigor a sus dos retoños, el rey exigió que George interrumpiera de inmediato su relación con Lady Mary Lygon. El segundo paso fue llamar a palacio a Lord Beauchamp y exponerle su resolución a la vista de todas las pruebas reunidas contra él por el duque de Westminster: que se retirara del escenario político, que dimitiera de todos sus cargos, que se separara (sin divorcio formal) de su esposa Lady Lettice y abandonase el país inventándose cualquier pretexto creíble. Era menester evitar a toda costa el escándalo y, sobretodo, que Lord Beauchamp fuese públicamente denunciado por su cuñado (en cuyo poder obraban las pruebas incriminatorias de su homosexualidad) y pasara por un vergonzoso juicio de consecuencias más que previsibles...(2).

Lord Beauchamp rehusó en primera instancia pasar por el aro pero, poco después e imaginando la presión psicológica que se ejerció sobre él, tuvo que doblegarse ante las exigencias de Jorge V dimitiendo de sus cargos excepto al de Lord Guardián de los Cinco Puertos. Y puesto que no quería proceder a una separación amigable con su esposa, ésta obtuvo sin dificultades un divorcio en toda regla. Amenazó con suicidarse pero, finalmente, no cumplió con su amenaza y tuvo que hacer sus maletas para abandonar Inglaterra y trasladarse a París ante la posibilidad de verse procesado. La historia había felizmente acabado para todos, sin provocar apenas olas, gracias a la auto-immolación del conde de Beauchamp.

 
Fotografía de la familia de Lord y Lady Beauchamp al completo, en los jardines de su residencia de verano de Walmer Castle, Kent.

Epílogo


Divorciada la ex-condesa de Beauchamp, Lady Lettice Grosvenor vivió alejada de sus hijos convirtiéndose en una extraña para ellos. Tan solo su benjamín, el Honorable Richard Lygon (1916-1970), familiarmente apodado Dickie, estuvo en buena relación con ella. De hecho, sus otros seis hijos nunca le perdonaron que se divorciara de su padre y se dejase manejar por su hermano el duque de Westminster. Condenada al ostracismo por parte de su familia, obligada a vivir bajo la férula de su dominante hermano, llevó una existencia lamentable y triste, siempre enferma y psicológicamente hundida. Fallecería prematuramente a la edad de 59 años, tan solo cinco años después de su divorcio (1936), sin haber conseguido reconciliarse con sus hijos.

 
El 7º Conde Beauchamp junto a su hijo mayor William, Lord Elmeley, y futuro 8º conde.

En cuanto al Muy Honorable William Lygon, 7º conde de Beauchamp, dejó el continente europeo para cruzar el charco e instalarse en la costa Este de los Estados Unidos, ante el inminente conflicto que se avecinaba. Moriría al poco de cáncer a la edad de 66 años, en Nueva York, el 14 de noviembre de 1938. Su título recayó naturalmente en su hijo primogénito William (1903-1979), a la sazón Vizconde Elmeley, como 8º y último conde de Beauchamp puesto que éste no tuvo hijos de su esposa Mona, nacida Else Schiewe (muerta en 1989).


 

Su segundo hijo, el Honorable Hugh Patrick Lygon (1904-1936), que también era gay como su padre, murió de cirrosis en la localidad bávara de Rothenburg un 19 de agosto de 1936. Tan solo tenía 21 años. Su amigo el escritor Evelyn Waugh, autor de la novela Brideshead Revisited (Retorno a Brideshead), se inspiró en él para crear el personaje de Lord Sebastian Flyte.


Su hija Lady Lettice Lygon (1906-1973), había casado en 1930 con Sir Richard Charles Geers Cotterell, 5º Baronet, y tuvo hijos; se divorciaron en 1958.

La segunda, Lady Sibell Lygon (1907-2005), casaría en 1939 con Michael Rowley, sobrino de su tío materno el 2º Duque de Westminster, descubriendo al poco que éste ya estaba casado. El claro caso de bigamia fue finalmente resuelto en 1949, al pronunciarse legalmente su unión.

Lady Mary "Maimie" Lygon (1910-1982), la que estuvo sentimentalmente relacionada con el príncipe George, duque de Kent, casó finalmente en 1937 con el príncipe Vsevolod Ivanovich de Rusia, pero el matrimonio se tradujo prontamente en un divorcio.

La última hija, Lady Dorothy Lygon (1912-2001), permaneció soltera hasta que, a la edad de 73 años, contrajo matrimonio con Robert Heber-Percy de Faringdon (1985), separándose poco después.

En cuanto al benjamín de la familia, el Honorable Richard "Dickie" Edward Lygon (1916-1970), éste se casó en 1939 con Patricia Janet Norman; la hija de ambos, Rosalind Lygon (n.1946), actualmente Lady Morrison, acabó por heredar la finca y mansión ancestral de Madresfield Court en 1979.

 
Madresfield Court: fotografía del gran salón-recibidor de la mansión de los condes Beauchamp.

(1)_El Príncipe Henry de Gran-Bretaña (1900-1974) fue Duque de Gloucester, y su hermano el Príncipe George (1902-1942) fue Duque de Kent; este último tenía fama de bisexual y acabó casándose con la princesa Marina de Grecia.


(2)_La homosexualidad era entonces castigada por las leyes inglesas con penas de cárcel y trabajos forzados hasta bien entrado el siglo XX.

LORD BEAUCHAMP: Anotaciones & Anécdotas

Retrato del novelista Evelyn Waugh (1903-1966), autor de "Retorno a Brideshead"

Anotaciones y Anécdotas


El escritor Evelyn Waugh, que conoció muy bien a la familia de Lord y Lady Beauchamp dada su estrecha amistad con el Honorable Hugh Patrick Lygon, se inspiró en sus miembros para escribir su más popular novela "Retorno a Brideshead", publicada en mayo de 1945; asi no nos puede extrañar que el conde y la condesa de Beauchamp inspirasen los personajes del marqués y marquesa de Marchmain, y que el segundón diera lugar, por su orientación sexual y su abuso del alcohol, al personaje de Lord Sebastian Flyte, con el que comparte el mismo final.

 
Hon. Hugh Patrick Lygon (1904-1936)

De hecho, Evelyn Waugh conoció al Honorable Hugh Patrick Lygon en su época universitaria de Oxford y ambos mantuvieron una relación que no da lugar a dudas sobre su naturaleza. El segundogénito de Lord Beauchamp era rubio, guapo, rico, divertido y alocado, igual que Lord Sebastian Flyte en "Retorno a Brideshead", antes de que su adicción a la bebida le llevase prematuramente a la tumba.


Su padre, Lord Beauchamp, que dividía su tiempo entre su casa londinense de Belgrave Square y su castillo-fortaleza tudoriana de Walmer Castle en Kent, siempre andaba en la expectativa de compartir lecho con los invitados masculinos de su hijo Hugh. Y si éstos no le abrían las puertas de sus dormitorios (porque Hugh solía avisarles de las visitas nocturnas de su padre, y ellos, en consecuencia, echaban el cerrojo), espetaba a su hijo en el momento del desayuno: "Es muy agradable ese amigo tuyo, pero es condenadamente descortés."

Rt. Hon. William Lygon, 7º Conde Beauchamp (1872-1938)

Se sabe, por boca del diplomático y memorialista Harold Nicolson (también bisexual y marido de Lady Victoria Sackville-West), que el mayordomo de Lord Beauchamp, Bradford (hombre excepcionalmente apuesto y atractivo), mantenía relaciones sexuales con su señor de manera regular y que, en cierta ocasión, un invitado de Madresfield Court oyó al conde decirle a su mayordomo, en perfecto francés, "je t'adore" (te adoro). El atónito invitado preguntó entonces a Nicolson si había oído bien lo que acababa de decirle Lord Beauchamp a Bradford, y éste le replicó: "Nonsense. He said, 'Shut the door'." (traducido: "No, para nada. Le ha dicho, cierra la puerta.") De hecho, aunque no todos los criados varones de Lord Beauchamp eran gays, un buen número de ellos si lo eran.

En otra ocasión, fue un criado heterosexual quien, encontrándose con la puerta del salón de dibujos de la casa de Belgrave Square cerrada con llave, echó una mirada por la cerradura para ver quien se había encerrado en él y descubrió, oh sorpresa! a Lord Beauchamp y a su médico en plena coyunda sobre el sofá.
  
H.G. Hugh Richard Arthur Grosvenor, 2º Duque de Westminster (1879-1953)

En cuanto al cuñado de Lord Beauchamp, podemos afirmar que las bajezas del duque de Westminster respondieron a una necesidad de apaciguar una envidia insana que venía atormentándole desde hacía años, y principal causa de su animadversión por el marido de su hermana. Él que era uno de los hombres más ricos de Europa, al que apodaban "Bendor", se había visto repentinamente vetado en la corte tras divorciarse por dos veces y casarse una tercera vez, amén de su relación adúltera con Coco Chanel (entre 1925 y 1930), cosa que no era del agrado de Buckingham Palace, mientras su cuñado se acostaba con hermosos chavales de 19 años y gozaba impunemente del favor real... Inevitablemente, se sintió discriminado y utilizó los medios más viles para vengarse de lo que él consideraba una injusticia: destapó la bisexualidad del príncipe George, duque de Kent, aireando ante Jorge V la relación del príncipe con Noel Coward y muchos, muchos otros hombres, sin olvidarse de aquel chaval francés que anduvo chantajeandole al tener en su posesión cartas de amor harto comprometedoras y que amenazó con publicarlas si no se le untaba adecuadamente. Y luego, arremetió contra Lord Beauchamp exponiendo las aterradoras pruebas de sus actividades sexuales con sus propios criados, amigos y hombres locales a ojos de Jorge V.


Pero las vilezas de Hugh Richard Arthur Grosvenor, 2º Duque de Westminster (1879-1953), no sirvieron para cumplir con la totalidad de sus deseos, sobretodo en el ámbito político. Tapado el escándalo por la Casa Real, no hubo más consecuencias que el exilio de su cuñado y la prematura muerte de su hermana, a la que había contribuído en gran medida por sus maldades y malas artes. Su tercera mujer le abandonó como las otras dos (en 1919 y en 1926), y se divorció de él finalmente en 1947. Durante la IIª Guerra Mundial, se erigió como principal soporte de la derecha fascista y de grupos antisemitas. Casado por cuarta y última vez con Anne "Nancy" Winifred Sullivan (1915-2003), ésta le enterró seis años después disfrutando de su viudedad por espacio de cincuenta años. El duque murió sin heredero varón que pudiera heredar su título y su fortuna, por lo que todo cuanto poseyó en vida (título ducal incluído), fueron a parar a manos de su primo William Grosvenor.

Cita de la Semana


2/"La grandeza y el honor son como los perfumes; los que los llevan apenas los sienten."


frase de: Cristina I, Reina de Suecia (1626-1689)

viernes, 25 de marzo de 2011

Cita de la semana


1/"Cuanto más conozco a los hombres, más quiero a mi perro."

frase de: George Gordon-Noel, 6º Lord Byron, poeta y escritor (1788-1824)

EL BARÓN VON MÜNCHHAUSEN

retrato del Barón Karl Friedrich Hieronymus von Münchhausen (1720-1797), realizado en 1740.

El Barón von Münchhausen, personaje real y literario.


Comúnmente, la gente tomaba al célebre personaje del Barón de Münchhausen por fruto de la fecunda imaginación de algún escritor alemán llamado Rudolf Erich Raspe, a partir de unos cuentos publicados en Inglaterra en 1785. Nada más lejos de la realidad...

Karl Friedrich Hieronymus, Barón von Münchhausen, fue un hombre que existió realmente en el siglo XVIII, tan real como los barones von Frankenstein, cuyo apellido fue utilizado por la escritora británica Mary Shelley para su novela de terror fruto de una apuesta con Lord Byron, Polidori y Sir Percy Bysshe Shelley (su marido), cuando se encontraban residiendo en Suiza.

El Barón Karl Friedrich Hieronymus von Münchhausen nació el 11 de mayo de 1720 en la localidad de Bodenwerder, en la región del Weserbergland perteneciente al ducado soberano de Braunschweig (o Brünswick), feudo ancestral de la Casa Real Británica de entonces (la dinastía de Hannover); y falleció a los 76 años el 22 de febrero de 1797. Dedicado a la carrera militar, tradición muy observada en su honorable familia, se puso al servicio de Rusia a partir de 1740, en calidad de mercenario, para combatir a los Turcos Otomanos en Crimea.

Después de las conquistas rusas, a las que contribuyó pagando de su persona, y ciertamente nostálgico de sus heroicidades, se divirtió relantándolas a sus amigos no sin adornarlas con detalles tan increíbles como exageradas. Su fecunda imaginación llegó a ser tan legendaria como su homólogo francés, el célebre Cyrano de Bergerac que, por cierto, también existió.

Las increíbles historias con tintes surrealistas del barón habrían, sin duda, muerto con él de no haber sido por el escritor Rudolf Erich Raspe, que se preocupó por recuperarlas y ordenar sus relatos que en 1785, habían sido publicadas en lengua inglesa. Tras los pasos de Raspe, otro escritor alemán llamado Gottfried Bürger se preocupó en difundirlas en lengua alemana aunque, más que una traducción literal, operó un "remodelamiento" de sus aventuras y las publicó en 1786. Es pues una recuperación de un imaginario colectivo amplificado por lo maravilloso y lo increíble, y de la truculencia de un militar nostálgico de sus hazañas bélicas.

Al favor de un estilo literario que hace piruetas con la sátira, se pierde en la truculencia y roza casi la vena poética, Bürger ha dado al pintoresco héroe una personalidad literaria que no es desmentida por la posteridad, incluso en la gran pantalla.

Si ciertos temas reescritos o añadidos por el autor pertenecen al imaginario colectivo que le precede desde la antigüedad, la figura del héroe salvándose de una marisma tirándose de los pelos, atando su caballo a lo que cree ser un tronco de árbol pero que resulta ser un campanario, arriesgando su vida por una botella de vino, descubriendo el cráneo abierto de un empedernido bebedor,... no ha hecho más que tomar los rasgos del mismísimo Münchhausen.

El Síndrome de Münchhausen
En 1951, Richard Asher fue el primero en describir un esquema de automutilación, donde los pacientes se inventaban historias sobre enfermedades. Recordándose del Baron von Münchhausen, Asher puso su nombre a este síndrome. Dicho síndrome es una patología psiquiátrica igualmente llamada patomimia o desarreglo ficticio, caracterizado por la necesidad de simular una enfermedad, sin buscar en ello un provecho directo.

Existe también el "Síndrome de Münchhausen por procuración", también llamado "Síndrome de Meadow", que describe a pacientes llevando a sus hijos de manera repetitiva a las urgencias pediátricas por síntomas que ellos mismos han provocado. Este síndrome sería el responsable del 8 al 20% de las muertes súbitas e inexplicables de los bebés.

martes, 22 de marzo de 2011

MUSICA: Karl Jenkins


Karl William Pamp Jenkins es un músico y compositor británico oriundo de Gales (nacido el 14 de febrero de 1944 en Penclawdd, Gower, Wales), -hijo de un profesor de escuela que ejercía de organista y director de coro-, que inició su carrera musical en el seno de la Orquesta Infantil Nacional del Reino Unido, como intérprete de oboe. Su pasión por la música le llevó a proseguir con sus estudios en el University College de Cardiff (Gales) y en la Royal Academy of Music de Londres. Se dio a conocer inicialmente como músico de jazz y de rock tras unirse a la banda Nucleus, pasando luego a otra de rock progresivo de Canterbury Soft Machine (1972), que llegaría a liderar posteriormente hasta 1984, ganando con la primera el 1er premio del Festival de Jazz de Montreux (Suiza, 1970). Creador de muchas canciones y músicas para spots publicitarios, Karl Jenkins fue distinguido por dos veces con el premio de la indústria musical británica, pero su nombre saltó a la fama gracias a un tema clásico que compuso especialmente para un ya mítico anuncio publicitario de la poderosa empresa sudafricana De Beers en TV, cuyo lema era "Un Diamante es Para Siempre" (A Diamond is forever) en 1993. Obviamente, la famosa pieza se conoció entonces como The Diamond Music (La Música del Diamante) y ha quedado unida, de manera indisoluble, a la firma De Beers, hasta que Jenkins la recuperó para incorporarla como 1er movimiento de su obra titulada "Palladio" (1996). Otra pieza como la de "Adiemus" se hizo célebre al ser utilizada para el anuncio de la compañía Delta Airlines, y sirvió como proyecto para crear 5 álbumes con el mismo título. Ha compuesto también para el cine (River Queen, 2005) y el escenario operístico (Eloise), amén de un Requiem (2005), misas, te deums y diversos "concertos" para duos de arpas. Por su extraordinario trabajo y su éxito profesional, Jenkins se ha visto honrado con la Orden del Imperio Británico en 2005 (OBE) y posteriormente investido Comendador de la Orden del Imperio Británico en 2010.
 

Karl Jenkins Palladio Orchestra Best Version

Karl Jenkins & Adiemus-Palladio 1st Movement from Diamond Music

MUSICA: Alexandre Desplat


Alexandre Desplat es un músico y compositor francés nacido en París el 23 de agosto de 1961, de padre francés y madre griega casados en EE.UU., lo que le convierte en un heredero de tres culturas. Su prolífica carrera como compositor de música para largometrajes se inició en 1986, abordando su primera etapa en Francia para luego exportar su trabajo a Gran-Bretaña y a Estados Unidos, consiguiendo encargos para largometrajes de gran presupuesto: La Joven de la Perla, The Queen, La Brújula Dorada, El Velo Pintado, Benjamin Button, Crepúsculo, Harry Potter y Las Reliquias de la Muerte, El Escritor Fantasma, El Discurso del Rey, ...

Su trabajo empezó a obtener un reconocimiento universal tras ganar el Oso de plata en la Berlinale (2005). En 2006, le llueven los premios: un César en el Festival de Cannes, un Golden Globe y un Los Angeles Film Critics Association Award. En 2007, descuelga un Oscar por la banda sonora de "The Queen", largometraje de Stephen Frears protagonizado por Helen Mirren. Su aplaudido trabajo en "The Queen" le merecen tres distinciones más: el BMI Film & TV Award, el World Soundtrack Award y el European Film Award. Con su último trabajo en "El Discurso del Rey" de Tom Hooper (2010) y protagonizado por los actores oscarizados Colin Firth, Geoffrey Rush y Helena Bonham-Carter, Alexandre Desplat recibe el premio BAFTA y, el mismo año (2011) un César por su banda sonora en "El Escritor Fantasma" de Roman Polanski.

 

People's Princess in THE QUEEN / BSO

DICCIONARIO: Z de Zar a Zarevich

fotografía del Zar Nicolás II de Rusia con su hijo el Zarevich Alexis Nicolaievich.

Z

Zar:
título eslavo correspondiente al de "Rey", usado normalmente para los monarcas de Rusia y de Bulgaria. La "Zarina" es la consorte del Zar. También se ortografía "Tzar/Tzarevna", "Tsar/Tsarevna" o "Czar/Czarevna".



Zarevich: título eslavo del príncipe heredero y futuro sucesor del Zar. También ortografiado "Tsarevich"; en fem. "Zarevina" o "Tsarevina".

DICCIONARIO: W de Whig

retrato de Sir Robert Walpole, Baronet Walpole de Houghton y 1er Conde de Orford (1676-1745), Primer Ministro de Gran-Bretaña entre 1721 y 1742, y jefe del partido Whig.

W

Whig:
partido político del Parlamento Británico desde finales del s.XVII, y fuerte opositor de un posible retorno a Gran-Bretaña de los Estuardo. Sus líderes se distinguieron por su empeño en relegar la Corona a un mero papel representativo, oportunidad que les brindaron los 2 primeros reyes de la dinastía alemana de Hannover, Jorge I y Jorge II, desinteresados por los asuntos británicos. De hecho, Jorge I y Jorge II se valieron del apoyo de los sucesivos gobiernos Whigs para mantenerse y afianzarse en el trono, constantemente amenazados por las rebeliones Jacobitas. A finales del s.XIX e inicios del XX, el partido pasó a denominarse Partido Laborista.

DICCIONARIO: V de Voivoda


V

Voivoda:
título nobiliario muy extendido en los Balcanes y que, traducido al castellano, significa "Príncipe de la Guerra". Como mejor ejemplo, podemos citar a Vlad III Dracul "Tshepes" (el empalador), Voivoda de Valaquia, caballero de la Orden del Dragón como su padre, y encargado de rechazar la invasión Otomana en territorio europeo del Este.

DICCIONARIO: V de Vizconde


V

Vizconde: título nobiliario, el 4º en la jerarquía después del "conde" y antes del "barón". Antaño apoderado, delegado o administrador de un condado en nombre del conde-propietario ausente. El título tomó más consistencia y peso social al crearse vizcondados, y muchos hijos herederos de algunos condes eran titulados "vizcondes".

DICCIONARIO: V de Vidamo a Visir


V

Vidamo: título nobiliario del caballero laico que antaño defendía los intereses de la Iglesia en los asuntos civiles (desde la época Carolingia). También se le puede llamar abogado eclesiástico.


Visir: título del primer ministro del Sultán Otomano.

DICCIONARIO: U de Ureus



U

Ureus: o uraeus, era el símbolo real de los antiguos faraones egipcios, que representaba a la diosa cobra Uadyet (divinidad protectora de los faraones del Bajo Egipto) y figuraba como joya en la parte frontal de la diadema real que ceñía el tocado del soberano -llamado nemes- junto con la cabeza de la diosa buitre Nejbet (divinidad protectora de los faraones del Alto Egipto).